Etiquetas

, , ,

En cualquier playa mediterránea te puedes encontrar con:

El Flavio Briatore. Siempre hay uno en toda playa. Puede ser ibérico o importado, pero siempre respeta escrupulosamente  unos cánones concretos. Pelo blanco. Moreno color chocolate puro, conseguido a base de férrea disciplina de 8 horas diarias de exposición al sol. Braga náutica  de lycra, siempre de lycra, para marcar bien el …. asunto, los colores suelen variar aunque predominan los llamativos para que contrasten con el bronce. Suelen tardar en renovar el vestuario, por lo que es habitual que la lycra vaya perdiendo elasticidad y se vea desbordada para recoger aquello que cuelga, de más por la edad y ..la prenda. Si está de espaldas y se agacha, desvía, rauda, la mirada, no te vayas a quedar como Medusa dejaba a quien la miraba, quedas advertida.  No gusta de estar sentado ni tumbado, el es un hombre activo, dinámico, entra y sale del agua, se pasea por la orilla luciendo tipazo, tripa o lo que sea, porque el lo vale.  Intentará cruzar su mirada con la de cualquier fémina 35 años menor que el.  Te queremos Flavio, … pero en la distancia

La familia y uno más.  Va toda la familia y, además, se han traído de veraneo al novio/a del hijo/a mayor. Suele haber hermanos pequeños y, a veces, se incluye a la abuela o a unos tíos mayores sin hijos. Suelen llevar el kit completo de sombrillas, mesa y nevera. Se nota en que el novio o la novia, según el caso, suele ser objeto de un trato preferencial por parte de los mayores, ofreciéndole viandas sin parar o también en que no manda a tomar vientos a los hermanos pequeños, que suelen ser muy cansinos. A estos también es preferible mantenerlos en la distancia, incluso,  a más distancia que a los Flavios, que no suelen molestar.

La pandi de jubilados de Madriz. Llevan años veraneando y son los amos y señores del lugar. Dominan cualquier tema de conversación, sobre todo política y sociedad, centrándose especialmente en el económico: todo es más barato y mejor en Madriz.  Estos grupúsculos suelen estar formado por uno o dos hombres, excepcionalmente por tres  y un número indeterminado de señoras, ya viudas, que, lo siento por los boys, pero es lo habitual a ciertas edades. Suelen tener su sitio fijo y ojito con quitárselo, aunque es casi misión imposible porque plantan la sombrilla antes de que pongan la playa …

Aún me quedan los pelotaris (con clasificaciones), los “nos estamos conociendo”, las familia corazón, los no sin mi radio,  la mujer u hombre bungalow, los lobsters varios y muchos más que puede que comente otro día

Anuncios