Y así,  de repente, como llega el calor, los kilos de más en septiembre, la primera cana o  el plazo para entregar un trabajo, llegó el blog

Anuncios